Vida de Inmigrante – Conoce lo Bueno y lo Malo de Vivir como Extranjero en Chile

Sabemos que muchas personas están migrando a Chile y un ejemplo claro es el caso de Venezuela, que debido a la difícil situación que se está viviendo, muchos de sus habitantes se han visto en la obligación de migrar al país andino.

Es un fenómeno que también ocurre con ciudadanos de Perú, Colombia, Ecuador, España, e incluso de Reino Unido. Pero como cualquier cosa, todo tiene su lado malo y su lado bueno. Embassy of Chile te presenta las cosas buenas y malas que existen para los extranjeros al vivir en Chile:

Lo Malo

problem-office

Muchos extranjeros se han quejado de la cantidad de requisitos que tienen que presentar y todos los trámites que tienen que hacer para cualquier cosa. En caso de crear tu propia empresa, sabemos que es un trámite engorroso que puede llevar tiempo.

Pero lo que opinan los extranjeros en Chile es que, tienes que hacer muchos tramites largos ya sea en registros, notarías u oficinas públicas para muchas cosas como inmigrante (casi todas). Ya sea para permisos de trabajo, sacar tu licencia de conducir o cualquier otro trámite que en otro país se haría de forma más sencilla.

Otro lado negativo es que, debido a la buena situación en la que se encuentra Chile, muchos extranjeros lo ven como su primera opción para trabajar. Pero algunos chilenos consideran que esos extranjeros pueden ser una barrera para ellos, y al darle un puesto de trabajo a un extranjero, le están quitando la oportunidad a un chileno. Afortunadamente no son muchos lo que piensan así, pero si se encuentran casos como estos esporádicamente.

También, la cantidad de terremotos y sismos que han ocurrido (y siguen ocurriendo) en Chile es algo para lo que no cualquiera estará preparado. Esto siempre seguirá ocurriendo debido a la ubicación en la que se encuentra Chile, donde choca la placa Nazca con la placa Sudamericana, que es lo que ocasiona esos temblores.

Lo Bueno

high-economy

Chile tiene muchas cosas buenas, comenzando por la situación económica en la que se encuentra, siendo una de las mejores en Sudamérica. Tienen buenos sueldos, mucha fuente de trabajo, dándole la oportunidad incluso a los extranjeros que están de forma legal en el país.

La mayoría de los chilenos en sí son muy amigables con los extranjeros. Es un país precioso que tiene muchos sitios que visitar (como Viña, por ejemplo), además de tener una buena gastronomía.

Otro lado bueno es el gran recibimiento de los profesionales extranjeros en cualquier empresa. Debido a que la educación de Chile es costosa, no muchas personas tienen la suerte de poder sacar una carrera. Por lo que las empresas aprovechan a esos extranjeros profesionales en cualquier área en la que están lo suficientemente preparados, capacitados y con buena reputación.

Chile afortunadamente tiene más cosas buenas que malas, es un país del que cualquiera puede sacar mucho provecho. Incluso puedes estabilizarte y sacar tu nacionalidad en caso de durar más de 5 años allá, para así tener que evitar más trámites engorrosos. Pero en sí, cualquiera recomendaría a Chile como un país para migrar.

Chile